Párkinson y diabetes

• Se ha vinculado un mayor riesgo de Parkinson en pacientes con diabetes y en base a ello se investiga el papel de los tratamientos para la diabetes para reducir el riesgo de sufrir Parkinson o frenar su progresión.

• Se publica un estudio en 100.288 pacientes con diabetes, de los que 329 (0.3%) desarrollaron Parkinson.

• Los pacientes que recibían inhibidores de la dipeptidil peptidasa 4 (DPP4) (sitagliptina, saxagliptina y linagliptina) y agonistas del receptor del péptido similar al glucagón-1 (GLP-1) (exanatida y liraglutida) desarrollaron con menor frecuencia Parkinson, en comparación con el uso de otros medicamentos antidiabéticos orales.

• Este estudio sugiere el posible papel protector contra el Parkinson de los inhibidores de DPP4 (sitagliptina, saxagliptina y linagliptina y miméticos de GLP-1 (exanatida y liraglutida).
Se ha vinculado un mayor riesgo de enfermedad de Parkinson en los sujetos con diabetes mellitus y se ha sugerido que los fármacos para tratar la diabetes podrían ayudar a reducir el riesgo de Parkinson. De hecho, algún ensayo con /b> exenatida (agonistas del receptor del péptido similar al glucagón-1), ha demostrado eficacia en reducir la progresión motora en pacientes con enfermedad de Parkinson. Una posibilidad es investigar en una gran población de pacientes con diabetes el uso de diferentes fármacos y analizar la incidencia de enfermedad, ajustando por otras muchas variables. Se publica un estudio llevado a cabo por investigadores de Reino Unido en la revista Brain que analiza este interesante aspecto.
Diabetes[1]
Compararon el riesgo de enfermedad de Parkinson en pacientes con diabetes tratados con tiazolidinedionas (glitazonas), agonistas del receptor del péptido similar al glucagón-1 (GLP-1) (exanatida y liraglutida) e inhibidores de la dipeptidil peptidasa 4 (DPP4) (sitagliptina, saxagliptina y linagliptina), con el riesgo de enfermedad de Parkinson de pacientes que recibían otros fármacos hipoglucemiantes orales. Se realizó un estudio de cohorte longitudinal utilizando datos históricos de atención primaria de Reino Unido (The Health Improvement Network). Se incluyeron en nuestro estudio pacientes con un diagnóstico de diabetes y un mínimo de dos recetas de medicamentos para la diabetes entre enero de 2006 y enero de 2019. Identificaron los casos de Parkinson según el registro clínico y compararon la frecuencia en los distintos grupos según el fármaco antidiabético utilizado. Los resultados se analizaron por separado para los usuarios de insulina.
De un total de 100.288 pacientes con diabetes (edad media de 63 años], 329 (0.3%) fueron diagnosticados con la enfermedad de Parkinson durante la mediana de seguimiento de 3.3 años. La incidencia de enfermedad de Parkinson fue de 8 por 10.000 personas-año en 21.175 pacientes que usaban glitazonas, 5 por 10.000 personas-año en 36.897 pacientes que usaban inhibidores de la DPP4 y 4 por 10.000 personas-año en 10.684 que usaban miméticos de GLP-1, 6.861 de los cuales recibieron inhibidores de GTZ y / o DPP4 antes de usar miméticos de GLP-1.

En comparación con la incidencia de la enfermedad de Parkinson en el grupo de comparación (10 por 10.000 personas-año), los resultados ajustados no mostraron evidencia de asociación alguna entre el uso de glitazonas y la enfermedad de Parkinson, pero hubo pruebas sólidas de una asociación inversa entre el uso de inhibidores de DPP4 (probabilidad un 35% menor) y miméticos de GLP-1 (probabilidad un 60% menor) y la aparición de la enfermedad de Parkinson. Los resultados para los usuarios de insulina fueron en la misma dirección, pero el tamaño general de este grupo fue pequeño.

En conclusión, la incidencia de la enfermedad de Parkinson en pacientes diagnosticados con diabetes varía sustancialmente según el tratamiento para la diabetes recibido. El uso de inhibidores de DPP4 y/o miméticos de GLP-1 se asocia con una tasa más baja de enfermedad de Parkinson en comparación con el uso de otros medicamentos antidiabéticos orales.
Octubre de 2020
DIEGO SANTOS GARCÍA
NEUROLOGÍA, CHUAC (COMPLEJO HOSPITALARIO UNIVERSITARIO DE A CORUÑA), A CORUÑA
Relacionados

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *